lunes, 23 de junio de 2008

Estado de shock

Salgo de mi shock a las 13 h. de hoy. Entré en él ayer por la noche después del penalti de Fábregas. Sufrimiento atroz durante 130 minutos. Inhumano. Yo esperaba el descabello italiano en los penaties. Lo confieso porque lo he visto muchas veces y nada apuntaba a un cambio en el guión. Gracias a no esperar nada, recibido el todo. Se acabó la maldición de San Paulino. Adios al 22 de junio. Fin del maleficio.

Seguimos en Austria igual que pudimos volver para casa. Pero alabo la entrega y el coraje del equipo nacional. Sobre todo el de Senna y el de Casillas. Dice mucho que lo mejor del equipo haya sido la defensa.

Entonces recuerdo la Eurocopa de Francia 84 y aquella selección aguerrida de Arconada y Maceda y Santillana. Yo tenía 12 años y, salvo el oro en Barcelona '92 que nadie recuerda, no se había vuelto a repetir nuestra llegada a las alturas.

Ahora en semis y tal. Mi pesimismo futbolero sigue intacto. No me creo nada y eso que quiero creer, pero nos toca el mercenario Hiddink, que nos echó en Corea 2002 con un puñado de amarillos + un árbitro llamado Al Gandhour que se vendió como el moro Muza.

Sigue la diversión. Continúa el sufrimiento. Ojalá que pasemos.

4 comentarios:

Isaías dijo...

¿por qué precisamente hoy a las 13 horas sale usted de su shock?. Gimme gimme shock treatment...
Abrazo.

Isaías

Anónimo dijo...

Me parece que o se está con el equipo nacional o no. Mercenario pareces tú, de verdad. Los que creemos en España sabemos que vamos a estar en la final.

nachouria dijo...

Alabo tus dotes visionarias, anónimo amigo. ¿Te ha revelado Miguel Muñoz en sueños el pase a la final? ¿O acaso tienes una bola de cristal?

Yo creo en Dios, en España por ahora, no. Al menos en la España cuartelera que ha encontrado refugio en el fútbol. En cualquier caso, espero esa final, pero los gatillazos repetidos de nuestro tuercebotas no invitan al optimismo.

Anónimo dijo...

¿Que soy de la España cuartelera?No amigo mío, no. Yo también creo en Dios y he confiado en la protección de la Virgen del Pilar y de Santiago Apostol, hijo del trueno y patrón de España. ¿Visionario? Amigo Uría, hoy, 27 de junio, estamos en la final...