martes, 21 de diciembre de 2010

Carrillo, el buen hijo

Carrillo durante la II República
Santiago Carrillo acaba de ser nombrado Hijo predilecto de Gijón, ciudad industrial en la que el anciano comunista nació en 1915. En el barrio obrero de El Llano, para ser exactos, donde también nació mi abuelo Ramón, que más tarde sería panadero y sindicalista de la CNT.

Desde hace años Santiago Carrillo tiene una calle dedicada en Gijón. Nada extraño para esta ciudad, donde también Carlos Marx, La Pasionaria o Bertold Brecht comparten ese honor y hasta una céntrica avenida está dedicada a Pablo Iglesias, fundador del Partido Socialista Obrero Español. Al fin y al cabo, desde el retorno de la democracia es el único que ha gobernado en esa ciudad. Ni la corrupción ni los GAL de los tiempos de Felipe (González) consiguieron hacer mella en el fiel electorado izquierdista, que comicio tras comicio lamina a la torpe derecha asturiana.  

La decisión municipal de anteayer ha levantado pasiones, sobre todo por el respaldo de los concejales del PP (todos menos dos, que no fueron a votar). Al parecer ofrecieron su respaldo a Carrillo a cambio del reconocimiento a Rodrigo Rato como “Hijo adoptivo” por las raíces gijonesas del ex presidente del Fondo Monetario Internacional. Ambas decisiones se tomaron en el mismo pleno y me parecen un acierto, especialmente la de Carrillo por su determinante papel durante la Transición.

Santiago Carrillo y Adolfo Suárez
Los detractores de Santiago Carrillo han vuelto a recordar su presumible participación –o al menos conocimiento, como Comisionado de Seguridad– en las matanzas de Paracuellos (Madrid) del otoño de 1936, donde los republicanos asesinaron a miles de presos. Sin embargo, este polémico episodio está lejos de ser aclarado y Carrillo nunca ha reconocido su participación en los hechos. Hay historiadores de izquierda, como Santos Juliá o Ian Gibson, que niegan que Carrillo tuviera conocimiento, pero otros, como De la Cierva o Pío Moa, le incriminan, aunque toman como base la famosa “Causa General” que el franquismo abrió contra los republicanos una vez ganada la Guerra Civil.

En cualquier caso, la vida de Santiago Carrillo no se detuvo en 1936 y su periplo por medio mundo (Cuba, Francia, Hungría o la URSS) le confirmó como uno de los líderes del marxismo internacional. Por lo general, dócil a Moscú, hasta que se apartó de esas directrices en 1977 para fundar el Eurocomunismo junto Berlinguer y Marchais, primer intento por democratizar esa ideología y acercarla a las clases medias, naturalmente temerosas de los excesos revolucionarios comunistas.

Fraga y Carrillo en la I Legislatura

Precisamente por su liderazgo en los años de la Transición merece Carrillo el agradecimiento de todos los españoles. Gracias a Carrillo, el PCE participó en 1974 en la trascendental Junta Democrática de España (con el catedrático exiliado antifranquista y miembro del Opus Dei  Rafael Calvo Serer y el notario republicano Antonio García-Trevijano) y en la posterior Platajunta con el PSOE. Gracias a Carrillo los comunistas no se desbocaron después del terrible atentado ultraderechista contra los abogados de Atocha. Y gracias a Carrillo, en fin, el comunismo español aceptó a Juan Carlos I como Jefe del Estado, la bandera nacional roja y gualda (y no la tricolor republicana) y la monarquía constitucional de la que hoy disfrutamos.

Si los españoles somos capaces de aceptar que, por ejemplo, dos ex ministros de Franco como Adolfo Suárez y Manuel Fraga evolucionaran desde posiciones ultramontanas y hoy  reciban merecidos homenajes por su trayectoria politica, bien podremos asumir que Carrillo sea reconocido en su lugar de nacimiento... lo que no equivale a bendecir sus errores, que los tuvo.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Por fin Navidad

Estados Unidos es un gran, gran país. Aquí, en la vieja Europa, nos gusta criticarlo y reirnos de su inocente visión del mundo (buenos y malos), pero tenemos tanto que aprender aún de ellos. Por ejempleo, la libertad religiosa o ver a los grandes cantando villancicos.










viernes, 17 de diciembre de 2010

Do You See What I See?

Como siempre, fcom es varios pueblos por delante. Y en Navidad más! Pero tengo una duda ¿quién canta el villancico? ¿Esteban López Escobar?

jueves, 16 de diciembre de 2010

Conciliación Masculina

David Suriol, periodista y empresario, y Miguel Janer, periodista y escritor, son dos defensores de la Conciliación Masculina y se han especializado en la comunicación personal para conseguir el equilibrio en las relaciones personales y profesionales. Casi ná.

A Miguel no le conozco, a David sí. Hace años. Años intensos y divertidos en el Colegio Mayor  Belagua-Torre I, donde Suriol era un peligro público: capaz de meterse en la playa de La Concha con su Suzuki o irse a Finlandia con un Twingo y Luis Izquierdo en un viaje pagado por Renault. Eso sin olvidar su genial idea de mandar a los Príncipes de Asturias, cuando anunciaron su noviazgo, el libro que entonces acababa de publicar: Cocina para recién casados.

David y Miguel también han escrito Marketing de Pareja, un superventas en los países de habla hispana, para enseñar cómo aplicar técnicas de comunicación al complejo mundo de la relaciones humanas entre hombres y mujeres. 

Ahora mismo están recabando información a trevés su consultora, Lifec, para publicar 8 Yogures, un cuento  sobre cómo, a través de la conciliación personal y laboral, nuestra sociedad puede mejorar y dar un giro de 180º.

Si quieres ayudarles sólo tienes que entrar en www.ochoyogures.com y rellenar la breve encuesta, por la que te darán las gracias y 0 pelas. Yo ya lo he hecho... y eso que el último recuerdo que tengo con las palabras "David Suriol"+"Yogures" es de los años universitarios en Pamplona y prefiero no contarlo.

lunes, 13 de diciembre de 2010

III Premio Internacional Jovellanos


Jovellanos pintado por Goya
El pasado viernes 10 de diciembre se concedió al investigador de Georgetown University y profesor asociado de la Universidad de Navarra, Ignacio Uría (Gijón, 1971), el III PREMIO JOVELLANOS DE INVESTIGACIÓN HISTÓRICA ESPAÑOLA E HISPANOAMERICANA-FILIPINA por la obra titulada “Iglesia y Revolución en Cuba”.

Del trabajo ganador se destacó su aportación de fuentes inéditas, así como la capacidad del autor para abordar con rigor e impacialidad el complejo y polémico período revolucionario.

El jurado, presidido por Gonzalo Anes, director de la Real Academia de la Historia, se reunió en Madrid y estuvo compuesto por José Luis Martínez, presidente del Ateneo Jovellanos; Gustavo Suárez Pertierra, ex ministro de Educación y presidente del Real Instituto Elcano de Estudios Internacionales y Estratégicos; Juan Velarde, economista y Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales; Francisco Rodríguez, presidente de Reny Picot; Emilio de Diego, catedrático de Historia de la Universidad Complutense de Madrid y Fernando García de Cortázar, SJ, historiador de la Universidad de Deusto y director de la Fundación Nación y Libertad


Uría es licenciado en Derecho y doctor en Historia contemporánea de América (2004) con una tesis sobre el nacimiento de la república cubana. Antiguo alumno del colegio jesuita de La Inmaculada, es colaborador habitual en diferentes medios nacionales e internacionales y pertenece al grupo de investigación Cuba XXI Project de Georgetown University en Washington, DC, ciudad en la que realizó una estancia postdoctoral el pasado curso académico 2009-10.

Este galardón bienal internacional es convocado la Fundación Ateneista de Asturias, el Ateneo Jovellanos y la Asociación Iberoamericana y Filipina de Ateneos (AIFA, de la que forman parte una veintena de países). El premio está dotado con 15.000€ y la publicación de la obra en España y América, en recuerdo del escritor y político Gaspar Melchor de Jovellanos (1744-1811), gran referente de la Ilustración española.

En la prensa:


Extracto de la entrevista en EL COMERCIO, Gijón 
Entrevista en 98.3 RADIO, Pamplona 
EL ECONOMISTA, Madrid

EL COMERCIO, Gijón
20 MINUTOS, Madrid
EUROPA PRESS, Madrid
fcompass, Pamplona
aacolegioinmaculada.es, Gijón
noticias.com
DIARIO DE ASTURIAS, Oviedo
ATLÁNTICO, Santiago de Compostela

jueves, 9 de diciembre de 2010

Celestial Overbooking

A San Pedro se le acumula el trabajo...

martes, 7 de diciembre de 2010

Teaming

Jil van Eyle es un holandés con cara de Quijote. Es decir, soñador. 

Hace unos días tuve la suerte de almorzar con él gracias al Club de Emprendedores de la Fundación Empresa-Universidad de Navarra.

Jil es un tipo hiperactivo, sonriente y flaco. También en eso se parece a Alonso Quijano. Su vida ha sido dura, conoció el éxito y el fracaso, ganó millones de euros antes de los 30 y tuvo una hija, que nació muy enferma. Eso le cambió para siempre.


Vive en España y ha trabajado en muchos lugares. Entre otros, el FC Barcelona en tiempos de Frank Rijkaard. Ahora dedica mucho tiempo a extender una idea, el Teaming, con la que no gana nada. Bueno, sí, el respeto de los demás. Y la admiración. 

¿Quieres ayudarle?





domingo, 5 de diciembre de 2010

The body

The last real taste of innocence. The first real taste of life. The time of memories are made of.
An extraordinary film, a terrific story. Do not miss it!

Recuerdo con poderosa intensidad la sensación de ver esta película (Cuenta conmigo o Stand By Me en  inglés), allá por 1986, con 15 años recién cumplidos. Quizá (o quizá no) tener más o menos la edad de los protagonistas me convirtió en involuntarios componente de la pandilla (cuadrilla diríamos en Navarra) que aprovecha la indolencia del verano para salir a buscar un cadáver que, según dicen, está en el bosque.

Viaje iniciático, fin de la inocencia, comienzo de la vida. En unas semanas se cumplirán 25 años del estreno y creo que merece la pena verla de nuevo.

sábado, 4 de diciembre de 2010

UN GOBIERNO QUE NO NOS MIENTA

España en estado de alarma. Los militares al mando de los aeropuertos y el presidente del Gobierno DESAPARECIDO en combate. Lo que no sucedió ni el 23-F durante el intento del golpe de Estado, ocurre hoy porque el Consejo de Ministros ha empujado a un grupo de trabajadores a hacer lo que nunca hubieran querido hacer: paralizar el país.

Durante un año entero (y después de los problemas con los controladores aéreos de la pasada Navidad y verano) el Gobiero se ha dedicado a provocar a un colectivo sin prepararse para la eventualidad de hoy: que no fueran a trabajar. El Gobierno ha sido incapaz de preparar a un docena de militares para que pudieran dirigir el tráfico aéreo y obtener los permisos europeos correspondiente para ello.

Hemos pasado, en apenas cinco años, del TALANTE a la MILITARIZACIÓN, del DIÁLOGO a la REPRESIÓN. Finalmente, el PSOE se quita la careta y una vez más pone a Rubalcaba la frente de la maniobras de intoxicación y propaganda. 

En la patética rueda de prensa de las 12:30 h. iba a comparecer Zapatero, pero finalmente ha decidido enviar a la cuadrilla de subalternos. Si este personaje es la alternativa a ZP, bien pintan las cosas para la oposición, que sigue tan muda e inoperante como siempre. 

Increíblemente, Rubalcaba ha reconocido que ayer por la mañana, durante el Consejo de Ministros, ya sabían que había "incidencias" con los controladores y que podían tomar medidas de presión. Pese a saberlo y estar a las puertas del puente más largo del año, decidieron publicar el decreto y echar a los perros a los controladores aéreos. 

El Vicepresidente del Gobierno,  ese Maquiavelo de bolsillo, ha calculado con fría precisión que la opinión pública iba a crucificar a los controladores aéreos y a AENA, a empresa pública que gestiona los aeropuertos. A continuación vendrá la venta en almoneda del 49% de AENA, pero con un notable cambio de escenario: la sociedad española bendecirá la medida con los dos pies y las dos manos.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Armas para todos


Hace pocas semanas el Congreso de los EEUU publicó su informe anual sobre el gasto militar de los países en desarrollo. Sin embargo, ha pasado inadvertido pese a los interesantes datos que arroja. Por ejemplo, que Brasil es la nación que más gastará en 2010 en armas: 7.200 millones de dólares, un cifra enorme si la comparamos con el presupuesto federal del “Programa Bolsa-Familia”: 5.000 millones anuales. Este plan de ayudas económicas directas fue creado por Lula da Silva en 2004 y cuatro años más tarde beneficiaba a 46 millones de brasileños, una cuarta de la población. Es por tanto, el programa más grande del mundo de ayuda a familias pobres, pero inferior al gasto en armas.
Después de Brasil viene Venezuela (6.400 millones) y Arabia Saudí (4.200). Lo más grave es que desde 2002 Brasil y Venezuela aparecen cada año entre los diez primeros compradores mundiales de armas y esta desenfrenada carrera ha contribuido a que América cuadriplique sus gastos en armamento y pase de casi 6.000 millones de dólares en 2002 a más de 23.000 en 2009. En el mismo período de tiempo, según datos del Banco Interamericano de Desarrollo, la pobreza en ese continente ha subido del 44% al 56% (260 millones de habitantes, de los que unos 40 millones viven en EEUU) y el de pobreza extrema es el 20% (unos 110 millones de personas viven con menos de 1 dólar diario).
Otra novedad del informe es que Rusia sucede a EEUU como principal vendedor de armas a la región, ya que factura el 50% de las ventas. En segundo lugar está Francia, que tiene el 25% del mercado y en tercer lugar aparece EEUU con el 10% de cuota en el hemisferio (aunque es el primer exportador mundial con más del 50% de las armas vendidas en todo el globo).
Según el Ministerio de Defensa francés, Brasil es su mejor cliente, ya que los contratos firmados entre Sarkozy y Lula suman unos 10.000 millones de dólares en el último quinquenio, cifra muy superior a la dedicada por el gobierno brasileño a dotar el “Fondo para el Combate de la Pobreza” (FCP). De hecho, su Ministerio de Desarrollo oculta la cifra destinada a importar armamento pesado o estratégico, pero ha trascendido que la adquisición de armas convencionales creció un 440% en los últimos cinco años hasta los 19.000 millones de dólares. Gracias a todo ello Brasil, tras EEUU y por delante de Canadá, es el segundo país de América en gasto militar y cuenta ya con el ejército más grande de Latinoamérica (350.000 soldados) según el Instituto Internacional de Estocolmo de Investigación para la Paz (SIPRI, en inglés).
Pese a esos datos, la revista Time ha elegido a Lula da Silva como el líder más influyente del mundo en 2010. Precisamente fue Lula el que respondió ufano a George W. Bush en 2002 cuando éste le pidió ayuda para invadir Iraq: “Nuestra guerra no es para segar vidas, sino para salvarlas. ¡Vamos a combatir el hambre!”. Sí, pero menos.
La industria bélica es mundialmente poderosa. También en Brasil. Según el Tribunal Supremo Electoral en las últimos comicios ganados por Dilma Roussef (del Partido de los Trabajadores), el grupo de presión armamentístico donó 60 millones de dólares a los partidos brasileños para evitar restricciones legales al sector. Los que más lo agradecen son los narcotraficantes, que pueden adquirir en el mercado negro armas ultramodernas capaces de abatir a los helicópteros y a los que se atribuye el 80% de las 40.000 muertes violentas que cada año se producen en el gigante sudamericano.
Si queremos la paz, trabajemos por la paz. O mejor, por la justicia.


martes, 30 de noviembre de 2010

Will We Survive?

Ahora que arrecian los rumores de intervención y el presidente del Gobierno sigue en su mundo virtual, le dedico dos versiones del mismo tema I (we) will survive, que a este paso va a convertirse en el himno nacional español.

Uno con el inefable Frank the Pug de la película MiB II y el otro de la maravillosa Gloria Gaynor.



miércoles, 24 de noviembre de 2010

O God! O Brother!

Pocos momentos tan inolvidables nos ha deparado el cine americano como esta interpretación de Clooney, Nelson y Turturro en una de las grandes películas del siglo XX, O Brother!, de John (director) e Ethan (guionista)  Coen. 

Man of Constant Sorrow resume todo el vitalismo, el humor y la originalidad de una historia fantástica -en todos los sentidos- inspirada, con muchas licencias, en La Odisea de Homero, pero traspuesta al Mississippi de la década de 1930.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Buenos Aires, Caracas, La Habana


Publicado en el Diario de Burgos, 17.11.2010

Argentina, Cuba y Venezuela son tres países en ruina. Cada uno con sus peculiaridades, pero con un rasgo común: hace medio siglo eran democracias en crecimiento y sus instituciones garantizaban el desarrollo económico. 


A mediados del siglo pasado, Argentina era uno de las naciones más prósperas del mundo e, incluso, se permitía el lujo de disputar a los Estados Unidos el liderazgo del continente. Por ejemplo, en el campo educativo, donde era una potencia capaz de erradicar el analfabetismo antes que Francia o los propios EEUU. Cuba, por su parte, había alcanzado niveles de prosperidad nunca vistos en una nación de lengua hispana. Su porcentaje de médicos por habitante o salario medio de los obreros era de los más altos de América en dura competencia con Venezuela.
En aquella época Caracas, Buenos Aires o La Habana era grandes urbes, capitales modernas con todos los servicios imaginables. Cierto es que también tenían sus problemas. Nadie está libre de la delincuencia, la marginalidad o la corrupción política y en las tres naciones había su ración de subdesarrollo, especialmente en Cuba, donde una cuarta parte de la población eran campesinos esclavizados por las grandes corporaciones transnacionales.
Sin embargo, en aquellos tiempos cada generación de venezolanos, argentinos o cubanos podía aspirar a vivir mejor que sus padres. Eran sociedades de vanguardia, muy por delante de España, Grecia o Portugal en todos los indicadores de calidad de vida. Eran naciones con recursos naturales en cantidades maravillosas y tierras fértiles, pero sobre todo con una clase media emprendedora, aunque despegada del juego político. Ese fue su gran error.
¿Qué les ocurrió? ¿Cómo es posible que hoy sean naciones caóticas y subdesarrolladas? ¿Qué falló? Nadie los invadió y tampoco estuvieron sufrieron una guerra. Su problema fue que murieron de éxito y optaron por las peores opciones a largo plazo, tanto políticas como económicas, pero de nuevo con un elemento común: su amor por el populismo.
Cuba, Argentina y Venezuela decidieron suicidarse y elegir el error. Un error encarnado en sus líderes (Perón, Castro, Chávez), que les condujeron por la senda del resentimiento, la mentira y el desprecio a todo lo que se alejara de su politizada visión del mundo. La primera víctima fue la verdad y la segunda la libertad, sustituida oportunamente la perseverancia en el error. Ante ese cambio social y mental, las clases medias optaron por exiliarse y a la fuga de cerebros siguió la fuga de capitales. Mejor en Suiza que despojados por el Estado.
¿Cómo pudo pasar? ¿Por qué Argentina, Venezuela y Cuba no siguen a la cabeza de las naciones más desarrolladas del mundo? La explicación es sencilla y dramática: porque no quisieron y, en cambio, se decantaron por la facundia de líderes iluminados que les llevaron a la ruina. Prefirieron la utopía a la aburrida prosperidad de las sociedades abiertas. Quisieron asesinar a la libertad y ésta huyó. A Corea del Sur, a Singapur, a Taiwan, países miserables a mediados de la década de 1950 y hoy naciones desarrolladas.
Según Mario Vargas Llosa, en todo eso hay una responsabilidad evidente del pueblo, que prefirió entregarse a la manipulación política y desmontar el mercado. Se enemistaron con sus aliados y buscaron nuevos socios en lugares remotos como Somalia o Vietnam. Fracasaron, pero sobreviven porque su ideología no termina de morir, pero tampoco es capaz de solucionar nada.
Buenos Aires, Caracas, La Habana… ¿Madrid?

lunes, 15 de noviembre de 2010

Hace 30 años

 Dedicado a Diego Redondo (4), 
Quique Castro (11) y David Valdés (10).
A Quini Villazón, Manolín Vitamines y al Cura, 
entrenadores tan cabrones que era imposible 
no aprender de ellos

Juanito Corbalán y Tkachenko
Breogán, Areslux, Cotonificio, OAR, Estudiantes, La Peña, Iveco Gijón Baloncesto, Caja de Ronda, CAI Zaragoza, Obradoiro o Inmaculada-IKE (por este orden).

Quino Salvo, Beirán, los Sagi-Vela, Alfonso Oleart, Flores, Corbalán, los Margall, los San Epifanio, los Arcega (esta siempre ha sido un deporte de sagas familiares), Pepe Collins, Arturo Seara, Rafa Rullán, Creus y Costa, Carmelo Cabrera, JL Escandón, Charly López Rodríguez y Chicho Sibilio, Brabender y Lagarto De la Cruz. Del Corral y Nacho Solozábal. Indio Díaz, José Luis Llorente y López Iturriaga. Villacampa. Y Fernando Martín.

Nate Davis, Essie Hollis, Audie Norris, Oso Pinone, Dave Russell, Kevin Magee, Joe Galvin, Slab Jones, Randy Meister, Otis Howard, Larry Moffet, Marcellus Starks, Jeff Ruland, Lavodrama, Trumbo y Housey.

Dino Meneghin, Mirza Delibasic, Mishkin y Belov. Marzorati y Bonamico. Moka Slavnic. Sharunas Marciulonis y el macarra de Tikhonenko. Iovaisha y Homicius. Earl Williams, Nikos Gallis y Miki Berkowitz.

Lolo Sáinz, Aito Gª Reneses, Díaz Miguel, Pepe Laso,  Ángel Pachi Cuesta SJ, Moncho Monsalve, Iñaki Iriarte y Manel Comas. Lou Carnesecca. Bobby Knight y Bill McCammon. Aleksandr Gomelski y Sandro Gamba.

Olimpia Milán, CSKA de Moscú y Barça. Pallacanestro Cantú, Maccabi de Tel-Aviv, Ignis Varese, Cibona de Zagreb, Zalguiris Kaunas, Real Madrid y Virtus de Bolonia.

Héctor Quiroga, José Félix Pons, Pedro Barthe, Dionisio Viña, Franco Pinotti y Nuevo Basket.

De recuerdo, un video del periodista de Canal+ Antonio Rodríguez para la FEB  donde se puede ver a muchos de ellos. Han pasado tres décadas. Tempus fugit.

martes, 9 de noviembre de 2010

Candy's Room 2010

Nueva grabación de una canción imprescindible de The Boss: Candy's Room. Sobran las palabras.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Por Navidad, el fin de ETA

Jesús Eguiguren, presidente del Partido Socialista de Euskadi (PSE-EE), en declaraciones a La Sexta, acaba de asegurar que ETA anunciará en Navidad su abandono del terrorismo: "Si tú me preguntas ¿cuándo es el fin de ETA? El fin de ETA es ya. Ya". 

También ha vaticinado que el PSE respaldará la legalización de Batasuna para las Elecciones Autonómicas de 2013, en las que podría presentar a candidatos etarras: "Su abandono de la violencia no supone la desaparición (de ETA). No ha ocurrido en Irlanda y no ocurrirá aquí. [...] Esto será como la nieve, que se funde y nadie sabe cómo ha ocurrido".

Según el polémico y heterodoxo socialista vasco, que incluso visitó a Josu Ternera en Ginebra durante la anterior tregua de ETA y que fue uno de los negociadores de los Acuerdos de Loyola entre el PNV, PSE y Batasuna ("Bases para el diálogo y el acuerdo político"), ese escenario supondrá la mayoría absoluta (o casi) del PSE en las citadas elecciones. Ahora bien, en las municipales de mayo de 2011 Batasuna no podrá presentarse.

El interesantísimo programa, presentado por un soprendente (y contenido) Jordi Évole, ha contado con testimonios del dirigente del PP vasco Antonio Basagoiti ("Un excelente político que se ha jugado la vida", según Eguiguren); Martxelo Otamendi (exdirector del diario abertzale Euskaldunon Egunkaria); Gorka Landaburu (director de Cambio16 y víctima de ETA) o Imanol Murua (autor del imprescindible El triángulo de Loiola -que iba a haber escrito con Eguiguren hasta que el ministro del Interior, Pérez Rubalcaba, le amenazó con expulsarle del PSOE si eso ocurría-).

 
Veremos en qué quedan las profecías de Txus Eguiguren, aficionado a ir por libre, pero por lo
pronto han despertado las iras de Pepe Blanco, hombre fuerte del PSOE, que le ha pedido que se calle. La reacción del PSE-EE ha llegado con rapidez y su secretario general, Óscar Rodríguez, ha considerado "inapropiadas" las declaraciones de Blanco porque Eguiguren merece un "reconocimiento por haberse jugado la vida para que nadie más se tenga que volver a jugarsela en esta tierra".

Todo ocurre en vísperas de la declaración del propio Eguiguren el próximo jueves en la Audiencia Nacional como testigo de la defensa de Arnaldo Otegi en el juicio contra éste por enaltecimiento del terrorismo. Su presencia en Madrid es a petición de la abogada batasuna Jone Goirizelaia (sobrina del obispo emérito de San Sebastián, monseñor Uriarte, y hermana del rector de la UPV-EHE, Iñaki Goirizelaia) es un claro pulso al vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba y la política de firmeza contra ETA que éste defiende en los medios de comunicación. 

La relación entre Rubalcaba y Eguiguren es inexistente. De hecho, el pasado 23 de octubre el Comité Federal del PSOE se reunió en Ferraz y, pese pertenecer a ese órgano, Eguiguren no asistió. El motivo de la ausencia fue el desaire de excluirle de una reunión en Moncloa con Rodríguez Zapatero a la que asistieron el lehendakari Patxi López y Rodolfo Ares (consejero de Interior del Gobierno vasco y compañero de Eguiguren en la anterior negociación) para abordar la estrategia contra ETA en consonancia con las tesis de Rubalcaba y del ministro de la Presidencia, el vasco Ramón Jáuregui.

¿Se va a rendir ETA? La solución en apenas ocho semanas.

viernes, 5 de noviembre de 2010

¿Quién teme a Benedicto XVI?

Llega Benedicto XVI a España y los medios amplifican las minoritarias protestas de ciertos grupos de ateos, laicistas u homosexuales. Sin embargo, la marea humana para verle en Santiago o Barcelona ya a comenzado su movilización.

Con este viaje España se convierte en el país que más veces ha visitado este pontífice y aún falta la visita del próximo año para la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid (JMJ11)



Y para no olvidar, el momento de su elección el 19 de abril de 2005 contado por CCN.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Eterno número 2

Acaba de morir Andy Irons, uno de los surfers más grandes de la historia. Tenía 32 años y tres campeonatos del mundo a sus espaldas. Irons era un genio rebelde, un tipo elegante, simpático y juerguista que se bebió la vida a tragos. Y también todo el ron del mundo. Bacardi, of course.

Nacido en Hawaii, Irons tuvo la mala suerte de coincidir con Kelly Slater, el rey del surf (con permiso de Tom Curren, al que pude venerar en Zarautz en aquel maravilloso verano de 1989 donde todos los sueños eran posibles).

Irons pertenece a la estirpe de ganadores que pudieron ser legendarios. Como Chiapucci en tiempos de Indurain (y que ha pasado al Olimpo por su genial frase "Todo lo que he ganado ha sido gracias al sudor de mi frente... Y lo que no, al sudor de la frente de Miguel Indurain") o Massa en Ferrari, siempre a la sombra del campeón, se llame Schumacher, Raikkonen o Alonso.

Irons me gusta porque fue independiente y se permitió el lujo de rechazar patrocinadores que querían obligarle a competir donde ellos dijeran. Él era un espíritu libre, el último, el que simbolizaba todo el romanticismo de un deporte que es un estilo de vida. 

La mejor banda sonora para despedirle es el Kokomo de los Beach Boys, el último número 1 de la mejor banda surfera de todos los tiempos. Descansa en paz, Andy Irons, en ese Kokomo al que muchos soñamos ir.

martes, 2 de noviembre de 2010

¿Qué sociedad queremos?


 Publicado en el Diario de Burgos, 20.10.2010
Hace un año por estas fechas el Ayuntamiento de Teruel debatió una propuesta para trasformar su tradicional concurso de villancicos en un “acto lúdico multicultural que respetara a todos los grupos étnicos y sociales”.
Ignoro si en el frío Teruel viven pigmeos o apaches, pero seguro que hay musulmanes y a ellos querrían apaciguar los enemigos del folclore navideño. Ambos grupos (creyentes y no creyentes) hacen bien en ejercer sus derechos porque estamos en un Estado aconfesional donde los poderes públicos deben “cooperar” con las religiones por mandato constitucional.
Con todas, es cierto, pero especialmente con una, la católica, que todavía representa la creencia mayoritaria en estas tierras como reconoce expresamente la Constitución. Esa colaboración supone, entre otras cosas, reconocer que gran parte del sustrato cultural español es cristiano y aceptar que los valores democráticos no pueden ser utilizados para atacar los sentimientos religiosos de nadie.
La cultura occidental, alejada gracias a Dios de manos eclesiásticas, debe ser asumida por todos los que llegan a nuestra sociedad. Soy nieto de emigrantes (a Cuba y a Francia) y tengo varios familiares aún exiliados, así que conozco bien la dureza de salir adelante en tierra extraña. Precisamente por eso defiendo con fuerza el derecho de cualquier persona a buscar una vida mejor. Ahora bien, también estoy convencido de la obligación que tienen los inmigrantes de aceptar el Estado de Derecho vigente en los países que les acogen. Sin excepciones.
Es decir, una cosa es el respeto a la diversidad y otra la ineludible aceptación de unos mínimos de convivencia basados en las leyes vigentes y las costumbres de la mayoría. Esto, en España, supone aprender el castellano, pero también respetar tradiciones como los concursos de villancicos (se celebren en Teruel o en Los Infiernos, provincia de Murcia); las corridas de toros o las procesiones de Semana Santa. Nadie tiene la obligación de cantar el Adeste fideles o emocionarse con el Sermón de las Siete Palabras, pero sí el deber ineludible de respetar esas manifestaciones, que será piadosas para unos y simplemente culturales para otros.
A cambio de la adaptación, el inmigrante disfrutará de derechos, como la igualdad ante la ley o la libertad de conciencia, que ni siquiera soñaría en su país de origen. Sin embargo, la sociedad receptora no puede tolerar usos inaceptables como la poligamia, la ablación de clítoris o el burqa por muy “culturales” que lo consideren sus defensores. Mucho menos la existencia de guetos raciales o religiosos en los que perviva el salvajismo de sociedades atrasadas que impiden, por ejemplo, que las mujeres estudien o, directamente, las apedrean hasta morir por “adúlteras”.
En la década de 1950, las premisas del apartheid sudafricano fueron las mismas que las del actual multiculturalismo. Entonces se decía que la segregación ofrecería a negros y blancos la posibilidad de potenciar sus culturas y ser leales a su identidad original. El experimento terminó como terminó. Más o menos como en El Líbano, país en guerra eterna donde se acaba de premiar con un doctorado honoris causa al, por este orden, racista y presidente de Irán.
A lo largo del siglo XX también Occidente ha tenido que despojarse de prácticas inhumanas como la pena de muerte o la tortura y, pese al irracional avance de atrocidades como el aborto, nuestro acervo nos permite seguir en la vanguardia de los derechos humanos y defender que, para convivir en paz, hay que tener claro qué es la democracia y dónde están sus límites.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Ajedrez cubano

Publicado en Diario de Navarra y Diario de Burgos, 27 .10.2010
Raúl Capablanca fue un extraordinario jugador de ajedrez. Más bien, un genio. Un genio cubano en blanco y negro que llegó a ser campeón mundial en la década de 1920. La maestría de Capablanca le vendría bien al régimen de los hermanos Castro (donde claramente Fidel es el rey y Raúl, la reina, por seguir con el símil) para entregar la partida con honra antes de sufrir su inevitable derrota biológica.
La declaración del pasado lunes de la Unión Europea sobre Cuba lo confirma pese a la apasionada intervención en sentido contrario de la nueva ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez. Al final, la coordinadora de la Política Exterior europea, Catherine Ashton, resumió el acuerdo: “Tras el encuentro de los 27 cancilleres europeos no hay conclusiones formales. Pensamos que hay que seguir con la Posición Común”, que exige respeto pleno a los derechos humanos y elecciones libres. El apoyo de Alemania a esa política marca los límites en los que Ashton tendrá que moverse en sus conversaciones con Cuba... si es que el régimen se digna a hablar con ella.
Aunque le duela a Alfonso Guerra, la llegada de la señora Jiménez al Palacio de Santa Cruz es una excelente noticia para nuestra diplomacia porque es una mujer resolutiva, trabajadora y con experiencia internacional (fue Secretaria de Estado para Iberoamérica en el primer gobierno Zapatero). En 2008 tuve la oportunidad de tratarla durante un lamentable incidente en Cuba con una cooperante española arrestada y finalmente expulsada del país. Su actuación entonces fue impecable, algo que no se pudo decir de Moratinos ni del cónsul general en La Habana, empeñados ambos en ignorar la detención y ocupados en proteger los intereses de las empresas españolas en Cuba (como Iberia, Meliá o Flex) antes que a los españoles.
Anteayer la ministra Jiménez defendió una “nueva relación” con la Isla como respuesta a las excarcelaciones y las reformas económicas que los Castro han puesto en marcha. Esas medidas son, en síntesis, el despido sin indemnización de ningún tipo de medio millón de cubanos, de los que el Estado se ha librado con la inefable explicación de que podrán dedicarse a “negocios por cuenta propia”. Si un gobierno europeo hiciera lo mismo habría un levantamiento popular. El problema en Cuba, uno más, es que allí nadie defiende a los obreros porque la Central de Trabajadores (CTC, sindicato único) es una burda correa de transmisión del Partido Comunista.
El actual referente de la disidencia cubana, Guillermo Fariñas, ha calificado la actuación diplomática española como “despreciable”. Fariñas no es un fanático de Miami, sino un periodista socialdemócrata famoso fuera de Cuba por la salvaje huelga de hambre que hizo para exigir la liberación de los presos políticos enfermos. En la Isla es un perfecto desconocido porque el Estado cubano lo considera un traidor y un mercenario.
Con su actuación, El Coco Fariñas ha demostrado algo que nuestro actual gobierno no acepta: la dictadura cubana sólo entiende las posiciones de fuerza. Una parte de Europa sí lo comprende, por eso Fariñas fue premiado la semana pasada por la Eurocámara (primera institución de la Unión Europea) con su máxima distinción: el Premio Sajarov a los Derechos Humanos por su defensa de la democracia y la libertad.
Una libertad para Cuba que, sin la menor duda, es la que quiere Trinidad Jiménez. Otra cuestión es que los nostálgicos de la izquierda española, Zapatero incluido, le dejen trabajar por ella.

jueves, 21 de octubre de 2010

China: sigue la infamia

La vergüenza internacional que supone la dictadura comunista china sigue creciendo. No contentos los jerarcas estalinistas de Pekín con la ocupación militar del Tíbet y envalentonados con la sonrojante respuesta occidental al encarcelamiento del  Premio obel de la Paz 2010, Lu Xiaobo, ahora se ha filtrado a través de Twitter que el Estado chino ha obligado a una mujer a abortar a los ocho meses de gestación.

La siniestra política de Hijo Único, vigente desde hace tres décadas, ha sido la justificación esgrimida por las autoridades para inyectar a una ciudadana de 36 años una sustancia abortiva que ha asesinado a su hijo. Por los detalles que aporta el diario The Guardian se ha sabido que la mujer fue sacada a rastras de su casa y encarrada durante tres días en un hospital para practicar el infanticidio.

A su esposo, un humilde obrero de la construcción, le llamaron unos vecinos al trabajo para decirle que su mujer estaba detenida y que su hija primogénita, de 9 años, estaba con ellos. En estos momentos la familia se enfrenta a una elevada multa y un juicio en el que podrían perder su minúsculo apartamento, además de la patria potestad de la primogénita. 

Entre tanto, Europa y EEUU miran para otro lado y continúan sus negocios en China (y con China) y el COI/IOC les premia con unos Juegos Olímpicos que avergonzarían al barón de Coubertin.

Con todo, no debemos extrañarnos: el comunismo -sea chino, birmano, soviético o cubano- es igual en todas partes: una fría y calculadora máquina de matar inocentes.

lunes, 18 de octubre de 2010

Deporte de perros


Publicado en Diario de Burgos, 12 .10.2010


El tricampeón del Tour de Francia, Alberto Contador, vive en la cuerda floja. A su pesar, claro está, según confesó en su día en esa picota llamada “La Noria” con Jordi González de dudoso gregario. Contador acudió al programa para lamentar la mala suerte de comer chuletones inflados de clembuterol. La coartada es poco creíble, pero no oculta el fondo del asunto: los ciclistas son víctimas de un sistema injusto –el Código Mundial Antidopaje– que divide al pelotón internacional en culpables o inocentes. Los grises no existen.
Al contrario que en la vida ordinaria, ese código penal para deportistas tipifica que todos los delitos tienen el mismo castigo (la suspensión y la desposesión del título) y el acusado debe demostrar su inocencia. Le ocurrió a Floyd Landis tras su positivo en el Tour de 2006 y le sucede ahora a Contador. ¿La causa? Tener en su cuerpo una cantidad prohibida cuarenta veces menor que el mínimo que los laboratorios autorizados pueden detectar y que en ningún caso mejora el rendimiento deportivo. Tampoco se ha valorado que el “pasaporte biológico” de Contador (medio que desde 2008 controla los niveles de sangre y orina) siga inmaculado o que las nuevas acusaciones de autotransfusión sanguínea carezcan de base real.
En cualquier otro orden de la vida esta injusticia abriría los telediarios y cerraría las contraportadas de los periódicos, pero el ciclismo es otro mundo y en él los aquelarres se suceden con pasmosa impunidad. En el ciclismo los desgraciados corredores tienen que superar dos enemigos: la carretera y la hipocresía. Esa hipocresía que les obliga a morir sobre dos ruedas en pruebas sobrehumanas, pero en el que son condenados antes del juicio si se les acusa de dopaje. Poco importa que el sistema sea injusto o que no permita atenuantes. De entrada se destroza al deportista porque su responsabilidad, dicen, es “objetiva”. Ahora bien, si luego es inocente nadie resultará condenado: ni la Unión Ciclista Internacional (UCI), ni la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) ni aquellos medios de comunicación que se apuntan a las teorías más peregrinas.
Para añadir más vergüenza al caso, nadie ha comunicado oficialmente al corredor de qué se le acusa. Consecuencia: para defender la “pureza” del ciclismo, la UCI priva a los ciclistas de derechos fundamentales como la intimidad o la presunción de inocencia. Ante esta situación cabe preguntarse: ¿por qué se persigue a los ciclistas cuando otros deportistas no pasan controles externos?. Me refiero, por ejemplo, a los jugadores de la NBA, que sólo participan en los Juegos Olímpicos desde que el COI aceptó en 1990 no hacerles pruebas antidopaje y que pueden consumir sustancias estimulantes como la nandrolona (la misma que apartó durante dos años de su trabajo a Gurpegui, futbolista del Athletic de Bilbao). Como ellos, el resto de profesionales de las grandes ligas de EEUU (MLS en fútbol o MLB en béisbol) han rechazado someterse al Código Mundial Antidopaje y tienen sus propias normas.
Ese es el futuro del ciclismo: equipararse al deporte profesional norteamericano, donde los atletas están protegidos por un poderoso sindicato que pacta qué pruebas de control son admisibles. Sólo así los ciclistas dejarán de ser tratados como perros para volver a ser titanes. Titanes apellidados Merckx, Hinault o Induráin… o simples gregarios como Vicente Blanco, primer español en disputar el Tour y que en 1910 se fue a París en bicicleta para tomar la salida.
Quizá entonces los funcionarios de la UCI (que no existía) no le hubiesen dejado participar.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Aquellos policías

Un grupo increíble. Imprescindible. Inolvidable. En especial, la primera canción, casi sepultada por los grandes éxitos. Canary In A Coalmine alude a los canarios que se utilizaban en las minas en el siglo XIX y primer mitad del XX para detectar fugas de gas grisú. Debido a su pequeño tamaño los pájaros morían casi de inmediato. Por eso cantan "You live your life like a canary in a coalmine".


Las otras dos son fantásticas Man In A Suitcase y It's Alright For You. Una con un  videoclip delirante y la otra una actuación en directo en la tele.





sábado, 28 de agosto de 2010

Va, Pensiero

Es indudable que la ópera es verdadera educación para la ciudadanía. Ahora que está punto de comenzar el curso académico me pregunto si no sería mejor que a los niños les explicaran la historia de Nabucco en vez de, por ejemplo, la exaltación de la homosexualidad, la crítica despiadada a la religión (católica) o la defensa del socialismo del siglo XXI. Quizá si escuchan al coro de esclavos judíos ellos se libren de la esclavitud que quiere imponer el Estado.

Y ya que me pregunto, me respondo: Sí. Por supuesto. Of Course.

miércoles, 28 de julio de 2010

Ridi Pagliaccio

Uno de los momentos más sublimes de la música de todos los tiempos es el aria "Vesti la giubba" de I Pagliaci. Lo sé porque me lo enseñó mi padre, al que vi llorar por primera vez en mi vida mientras escuchábamos a Pavarotti cantar la profunda tristeza de Canio. Ríe payaso y el mundo te aplaudirá.

martes, 29 de junio de 2010

El partido de su vida

 Publicado en Nuestro Tiempo, Mayo-Junio 2010

Resulta difícil sustraerse a la poderosa fuerza atractiva de la Copa del Mundo de Sudáfrica. Por eso no voy a resistirme. Después de los escándalos arbitrales de este fin de semana, que empujaron a Argentina y Alemania a cuartos de final, recupero una vieja afrenta sufrida por España en el Mundial de 2002. En aquellos días el abominable neologismo "La Roja" no existía y, si había suerte, la selección era llamada "el Equipo Nacional", que a mi me gusta mucho más y me parece más exacto.

La guerra de Corea no se libró en los años cincuenta. La auténtica guerra de Corea fue el 23 de junio de 2002. A las 8:30 de la mañana para ser exactos.

En aquella batalla lucharon once españoles contra once amarillos. Rectifico: contra once amarillos y un moro vestido de negro que se llamaba Al-Gandhour. Era egipcio e iba armado con un silbato.

El equipo nacional superó la primera fase con tres victorias. En octavos jugamos como siempre y sufrimos como nunca frente a Irlanda, a la que derrotamos en los penaltis. Bye, bye, Shamrock.

Llegó entonces el sábado 23 de junio. España entera madrugó para ver el partido contra Corea, la anfitriona. Dos días antes los orientales habían echado a Italia con la descarada ayuda del árbitro, justa venganza al codazo de Tassotti en 1994. El partido empezó mal, mal, mal. Los coreanos corrían como lo que son y España reculaba atenazada por la maldición de cuartos. Ahí apareció el perverso Al-Gandhour con su música de viento: un fuera de juego imaginario por aquí, una tarjeta absurda por allá… El tipo tenía mala pinta, afán de protagonismo y esa rara habilidad de meterse en todo los charcos.

En la segunda parte Al-Gandhour anuló un gol legal del Pipo Baraja. El público aullaba, España temblaba y el moro afilaba su sable. Llegó la prórroga y apareció Joaquín, perla bética, para centrar sobre la línea de fondo. El balón voló en una parábola perfecta hasta la cabeza de Morientes, que lo clavó en la portería amarilla. ¡Gol¡ ¡Gol de oro! ¡España a semifinales!

De repente, un pitido traidor. Una cuchillada de aire. Un disparo al corazón rojo y gualda. Gol anulado. Tragedia nacional. Ahí se acabó todo. También el tiempo extra, que dio paso a los penaltis, donde perdimos 5-3.

Al-Gandhour sonreía entre los abrazos de sus cómplices (un linier de Uganda y el otro de Trinidad y Tobago, países de gran tradición futbolística). Contra España habían jugado el partido de su vida.

A continuación, las explicaciones de Al-Gandhour y las de José Antonio Camacho, entonces entrenador del equipo español.