martes, 7 de abril de 2009

¿A dónde irá Federico?

Adiós al gran provocador. Adieu. Good Bye.

Lo que comenzó como soplo de aire fresco en la escuela de Antonio Herrero pronto derivó en rayos y centellas y, en los últimos tiempos, en huracán descontrolado y peligroso. Sobre todo para los que le pagan, léase Conferencia Episcopal.

Así que Federico Jiménez Losantos prepara ya las maletas para irse de la COPE. Con él desparecerá, probablemente, César Vidal (y su equipo de negros escribanos) más un buen puñado de millones en publicidad. Pero por fin alguien ha dicho "basta" y se termina la paradoja de que los dos comunicadores (o lo que sean) de la cadena de radio católica sean, respectivamente, un agnóstico ex-comunista y un protestante en pleno uso de su influencia.

De Jiménez Losantos quedará su lengua quevediana, violenta y mordaz. También su crítica aguda y demoledora contra las dictaduras (especialmente, la cubana), contra la violencia sexista o contra los manejos del Poder (y la Oposición, si la hubiera o hubiese). Pero también será imposible de olvidar su amor por la injuria (5 sentencias en contra) y la exageración o su afán por poner y quitar políticos (abomina de Gallardón, su enemigo íntimo, y promociona a Rosa Díez con su laicista UPD) .

De Losantos es llamativa su nómina de amigos. Unas son personas moderadas y cabales, como Carlos Alberto Montaner. Otras, esperpénticas, como Alaska y su acompañante Vaquerizo. Con algunas más tiene una relación simbiótica sonrojante (por ejemplo, con PJ Ramírez) y como descubridor de talentos (tipo Dieter Brandau, actual director de Libertaddigital TV) es un fracaso.

El problema que se avecina a la COPE es encontrar un sustituto con tirón que garantice los ingresos, única razón por la que han mantenido a Jiménez Losantos en antena. Él solito aporta 3/4 partes del presupuesto de la cadena, aunque van decreciendo a la par que Federico ha perdido su segundo puesto en las audiencias. Con todo, supera el millón y medio de oyentes.

Si colocan en su lugar, como parece, a Ignacio Villa (actual director de informativos COPE) tendremos la misma saña, pero con menos gracia y menos cultura. Si ubican en el micro de La Mañana a Cristina López Schlichting el hundimiento está garantizado, ya que Francino (SER) y Herrera (Onda Cero) se la comen con patatas. En la recámara sólo queda Luis Herrero, del que heredó Losantos en su día, pero que parece estar de vuelta de todo -ácido y desmañado- tras etapa en Bruselas como eurodiputado del PP.

En cualquier caso, la marcha de Losantos es una buena noticia para el periodismo. Desde la próxima temporada no habrá un fin del mundo cotidiano, un insulto permanente, un odio a lo ajeno en una emisora con ideario católico. No estará... o sí, ya que Alfonso Coronel de Palma (presidente del Consejo de Administración de la COPE y de la Fundación San Pablo-CEU) le ha ofrecido quedarse compartiendo mesa y mantel con César Vidal en La Linterna, programa nocturno que ya dirigió Jiménez Losantos.

Atento al quite anda PJ Ramírez y su Unidad Editorial, dispuesto a hacerle una faena de aliño y dar al turolense un micrófono en alguna de sus nuevas emisoras. La última, concedida por Esperanza Aguirre para la CAM hace unos pocos días.

Veremos qué ocurre y si este cese es el parto de los montes. Hasta entonces, que tanta paz lleves, Federico, como la que dejas.

12 comentarios:

Nico Sangrador dijo...

Esperemos que el individuo no vuelva a ponerse delante de los micrófonos...

Carlos Andreu dijo...

Nacho
Reconozco que escucho a Federico a diario, y la verdad es que su planteamiento de noticia es demoledor. Pero te queda una sensación de desasosiego, de "la única solución es ahorcarse". ¡Cuantos días empieza diciendo: "hoy no hay ninguna noticia buena"!. Hombre!. Tampoco será así ¿no?.
Además su manera de salir, lanzando culpabilidades a todo el mundo es alucinante: el rey, el Opus, Rajoy. Cláramente había un Complot Universal para que lo largaran...
Que le vaya bien allá donde vaya.

filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jlcea dijo...

¿El fín por encima de los medios?
¿Rentabilidad económica a costa de ir en contra del ideario?
Todo tiene un límite y Federico lo sobrepasó hace tiempo.

Jose Maria dijo...

Hola Nacho:
Estoy de acuerdo en que Federico está quemado. Desde septiembre su discurso es muy repetitivo y cansino.
Pero también es verdad que la situación de la emisora no es la mejor cuando se vaya. No veo a mucha gente capaz de hacer este programa.
Por otro lado, todos los critican a Federico no han hablado en el pasado de la otra lengua viperina: Gabilondo, se nos olvida rápidamente que PRISA lleva 30 años largos insultando y calumniando a todos lo que no pensamos como ellos. NADIE SE QUEJA. La emisora de la Iglesia no puede tener el estilo de la SER ¿Hasta cuando seguir poniendo la mejilla? Esta es mi queja Nacho, que entras en la Facultad y te encuentras la efigie de Gabilondo, si pedimos coherencia a la Iglesia ¿Porque no empezamos por nuestra UNAV?

Jose Maria dijo...

Tengo claro que Federido está quemado, más que el palo de un churrerro. Los últimos meses están siendo muy desmotivantes, muy obscuros.
Pero también pienso que tenemos dos medidas de medir a las personas. El grupo PRISA lleva insultando a todos los que no pensamos como ellos desde hace 30 años ¿Es Gabilondo un ejemplo de periodista también? ¿Escribimos entradas en blogs cuando Iñaki dejó la SER diciendo lo mismo que hemos escrito sobre Federico?
Estimado Nacho ¿No se te abren las carnes cuando ves la efigie de Gabilondo en le entrada de la Facultad de Sociales de nuestras querida Universidad, cuando dice lo que dice en contra de las cosas en que tu y yo creemos?

Quique V dijo...

Yo tambien lo oigo y la verdad es que lleva unos meses muy "aragonés", cabezota y con estrategias más cercanas a lo político que a lo periodístico, pero frente a Nacho, a Carlos y a Nico, me gustaría que su voz no se dejase de oir...
Será masoquismo o lo que queráis pero la verdad es que es un bastión frente a toda la "rojiprogresía" que nos inunda y nos ahoga...

El que sea puro que tire la primera piedra.

A ver cómo acaba esto pero, sin Federico y César, la Cope, mal.

Quique dijo...

que se quede en la Cope, y el que esté "limpio de pecado" que tire la primera pedrada...

Quique dijo...

¿No me deja escribir a favor de Fede?
Llevo 3 intentos Nacho... como te pille por Vigo...

;-)

Un abrazo y a ver si nos vemos

Andy dijo...

Don Federico es el unico que dice la verdad, y la verdad duele, pero es verdad. Las acusaciones que le intentais hacer son banales e impertinentes, porque en el fondo no hay razón para criticarle y le hechais en cara tonterías, ya os repetis. La verdad dice mas aunque os pese.
Si lo hechan de la cope, pues peor para la cope, yo lo seguíré escuchando a donde vaya, y como yo todos sus oyentes.

Anónimo dijo...

Con Federico se puede estar de acuerdo o no en algunas, pocas o muchas cosas de las que dice y con el estilo que las que dice pero en lo que destaca y lo que no se puede negar es que gente como él es de los pocos por no decir el único que nos puede mantener el espítitu crítico que hace falta para analizar lo que tenemos en España. Los conformistas que quieran un mundo color de rosa o los que se quieran dejar aborregar que vean la sexta, la 1, la 2, la 4, la 5, todas las autonómicas e incluso la 3. Hay donde elegir. Federico es distinto y allá donde vaya le escucharé su versión de la actualidad, junto con otras.

yack dijo...

El problema de Federico es que se ha pasado con los insultos y acusaciones y se ha dejado llevar por la inercia de sus propios odios y a veces ha dejado a un lado la verdad. Incluso ha llegado a creer que él puede establecer verdades al margen de la realidad.
Tal vez eso sea la rémora de su pasado comunista.
Pero al mismo tiempo, el espectáculo de su energía, de su talento y el hecho de que es de los pocos que dice ciertas verdades importantes, lo vuelve imprescindible en las ondas.
Ojala y siga en la brecha. La cope no es más que el portavoz de una creencia religiosa falsa y como tal no me interesa lo más mínimo. De ella solo me interesaba Federico y Vidal. Seguiré con ellos donde vallan.
Saludos.